2 de abril Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo

Transtorno del Espectro Autista

 

La Asamblea General de las Naciones Unidas instauró en 2007 el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo para poner de relieve la necesidad de contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas con autismo, para que puedan llevar una vida plena y gratificante como parte integrante.

De acuerdo con datos del INEGI, en México existen casi cinco mil niños con autismo, aunque según los expertos la cifra puede variar.

Medicamente, el autismo no se considera una enfermedad como tal, sino más bien una condición genética que afecta en mayor o menor medida la interacción social por medio de la comunicación, la conducta, el lenguaje y la integración sensorial de las personas.

Una estimación realizada por la Clínica Mexicana de Autismo “CLIMA”, la Organización Internacional de Autismo Speaks, la Universidad de McGill Montreal y el Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Oregon, señala que aproximadamente en el país hay 94 mil 800 niños con trastorno autista entre 0 y 4 años de edad, y 298 mil entre 5 y 19 años. Se estima que la prevalencia del trastorno autista es de un niño por cada 115.

 

Según los especialistas, las personas que presentan esta condición, interpretan de manera distinta las palabras, los colores, las formas y los sonidos del mundo exterior.

 

Consulta un profesional cuando veas que tu hijo ...

 

  • No reacciona cuando lo llaman por su nombre.
  • No señalan objetos que les llama la atención.
  • No usan la imaginación cuando juegan.
  • Evita el contacto visual y prefieren estar solos.
  • Presentan dificultad para entender sus sentimientos y los de otras personas.
  • Suelen tener retraso en el desarrollo del lenguaje y del habla.
  • Pueden repetir palabras o frases.
  • Responde sin sentido a las preguntas que se le hacen.
  • Se muestra nervioso o agresivo si se salta su rutina.
  • Tiene intereses obsesivos, fijación por objetos o cosas.
  • Se mueve en círculos, aletea con las manos o mueve su cuerpo hacia delante y hacia atrás, tanto si está sentado como de pie.
  • Pueden reaccionar de forma negativa o extraña al como suenan, huelen, se sienten, sabe o se ven las cosas que les rodea.
  • Rechazan sin explicación aparente a algunas personas.
  • Tienen fijación por alguna persona en concreto.
  • No les gusta el contacto físico.

El autismo es un síndrome clínico y no es  una enfermedad curable, los síntomas en un niño autista pueden tratarse y disminuirse con medicamentos neurolépticos, antidepresivos,  los cuales ayudarán a disminuir la sintomatología típica del autista. Los medicamentos también pueden y deben combinarse con terapia psicológica y psiquiátrica para ofrecerle una mejor calidad de vida tanto al paciente autista como a su familia. 

 

El niño que a temprana edad fue diagnosticado y tratado con terapias, mejoran aspectos de comunicación, lenguaje e interacción, mejora el contacto visual, socialización, rendimiento académico, reduce la impulsividad, manifestaciones de ansiedad, entre otros.

 Fuente: Infogem

 

Los tres niveles de funcionamiento del TEA
Grado 1

Autista más leve pues su sintomatología no le impide al niño llevar una vida autónoma, aunque en ocasiones necesite ayuda. En este tipo de autismo el pequeño presenta dificultades para establecer relaciones sociales y es frecuente que muestre respuestas o reacciones inusuales cuando se relaciona con los demás. Asimismo, demuestra poco interés en mantener vínculos sociales aunque una vez que los logra puede comunicarse y hacerse entender. El niño desarrolla un lenguaje y procesos cognitivos normales, si cuenta con ayuda puede matricularse en un colegio común.

Por lo general, los niños diagnosticados con este tipo de autismo se distinguen porque tienen una gran capacidad de memoria, aunque suelen manifestar una rigidez mental acentuada con ideas que rondan la obsesividad y que afectan su funcionamiento en uno o más contextos. Asimismo, estos niños manifiestan una esfera de intereses y actividades reducida, tienen dificultades para alternar actividades y presentan problemas de organización y planificación.


Grado 2


Esta alteración del Espectro Autista suele aparecer después de los dos primeros años de vida, aunque en muchos casos los síntomas comienzan a manifestarse desde antes. En uno u otro caso, estos niños presentan dificultades notables en la comunicación social, verbal y no verbal, tienen problemas para iniciar las interacciones sociales, a la vez que suelen responder de manera “extraña” a la interacción y desarrollan un lenguaje muy limitado.

Por lo general, presentan conductas repetitivas que incluyen estereotipias motoras y manierismos, a la vez que se aíslan del mundo que los rodea. También les resulta difícil enfrentar los cambios y poseen un sistema de actividades e intereses muy reducido que interfieren con su desenvolvimiento en diferentes contextos. Es usual que manifiesten cierta ansiedad y resistencia cuando deben cambiar el foco de su atención. Si reciben ayuda pueden hacer algunas tareas cotidianas de manera independiente.


Grado 3
 

Se trata del grado más profundo del trastorno del Espectro Autista y el más conocido por la mayoría de las personas. Estos niños suelen manifestar deficiencias graves en sus habilidades para la comunicación social, verbal y no verbal, lo cual interfiere en su adaptación e interacción con los demás. De hecho, no suelen iniciar las interacciones sociales y responden de forma muy limitada a la comunicación con otras personas utilizando estrategias poco comunes. Normalmente solo se comunican de manera directa solo con las personas más cercanas.

Por lo general, tienen un vocabulario muy reducido y es frecuente que utilicen palabras ininteligibles por lo que apenas se puede comprender lo que dicen. También tienen una gran incapacidad para expresar emociones y ser empáticos. Asimismo, presentan una gran dificultad para hacerle frente a los cambios, por mínimos que sean, y es usual que manifiesten un comportamiento inflexible en diferentes esferas de su vida cotidiana.Además, muestran movimientos estereotipados que interfieren con su funcionamiento en los distintos contextos, por lo que no pueden vivir de manera autónoma e independiente.

 

Fuente: Transtorno del Espectro Autista

 

 

 

<none>

Tus opinión nos ayuda a mejorar. Evita incluir datos personales o información financiera.

 


Web premiada con el Premio Internacional OX