Día de Muertos, Orígenes y Costumbres 2018


Desde antes de la época colonial, el culto a la muerte ha estado presente entre los pueblos originarios de México y forma parte de la dualidad de la vida.
Los orígenes de la celebración del Día de Muertos en México, pueden ser trazados hasta la época de los indígenas de Mesoamérica, tales como los Aztecas, Mayas, Purepechas, Nahuas y Totonacas. Los rituales que celebran las vidas de los ancestros se realizaron por estas civilizaciones por lo menos durante los últimos 3,000 años.

 

¿Por qué celebramos a los difuntos?

 

Las culturas prehispánicas compartían la creencias de que existe una entidad anímica e inmortal que da conciencia al ser humano y que después de la muerte continúa su camino en el mundo de los muertos, donde sigue necesitando de utensilios, herramientas y alimentos.

En el calendario mexica, destacaban por lo menos seis festejos dedicados a los muertos, el más importante era la fiesta de los descarnados celebrada en el noveno mes, cercano a agosto, y presidido por la diosa Mictecacíhuatl, señora de los muertos y reina de Mictlán, y por Mictlantecuhtli, señor del lugar de los muertos y dios de las sombras.

 

Existían diversos reinos a los cuales se creía que llegaban los muertos, los cuales eran:

 

  • Mictlán, a donde llegaban todos los que hubieran perecido de causas naturales, no era el único destino de los fallecidos.
  • Tonatiuhichan, a donde llegaban quienes morían en guerra o en labor de parto.
  • El Tlalocán, a donde iban los que fallecían por causa de agua, rayos, o enfermedades.
  • Y por último el Tonacacuauhtitlan lugar al que iban niñas y niños que no habían probado el maíz, símbolo de la tierra y por lo tanto no habían tenido contacto con la muerte; allí, eran alimentados por el árbol que da sustento y donde permanecían hasta que recibían la oportunidad de una segunda vida, la posibilidad de reencarnar.

 

No existían las connotaciones del infierno ni del paraíso

 

A diferencia de la religión cristiana, en el Mictlán no existían las connotaciones del infierno ni del paraíso, sin embargo, para llegar a él los muertos debían pasar durante cuatro años diversas pruebas que encontraban en los diferentes niveles del inframundo, para finalmente llegar al lugar de su eterno reposo, liberarse de su tonalli o alma y ser compensados por la presencia de Tonatiuh, el dios del Sol, al caer la tarde.

No fue hasta la llegada de los conquistadores, cuando la divulgación del cristianismo introdujo a nuestra cultura el terror a la muerte y al infierno; sin embargo, los evangelizadores tuvieron que ceder ante las fuertes creencias de los nativos, dando lugar a un sincretismo entre las costumbres españolas y las indígenas, que dio origen a lo que hoy conocemos como la celebración de Día de Muertos.

 

¿Cómo honramos a nuestros difuntos?

Como mexicanos, honramos a nuestros muertos visitando los cementerios y preparando altares de muertos en cada hogar. Las almas de nuestros seres queridos vuelven durante estos días para estar cerca de su familia y seres queridos.

Altares de muertos

Tradicionalmente los altares tienen niveles, y dependiendo de las costumbres familiares se usan dos, tres o siete niveles. Los altares de dos niveles, los más comunes hoy en día, representan la división del cielo y de la tierra; los de tres niveles representan el cielo, la tierra y el inframundo, aunque también se les pueden referir como los elementos de la Santísima Trinidad.
El tradicional por excelencia, es el altar de siete niveles, que representan los niveles que debe atravesar el alma para poder llegar al lugar de su descanso espiritual.

 

Altar de Muertos

¿Qué tiene un altar de muertos?

Alimentos, veladoras, incienso, licor, flores, fotografías, música y objetos personales del difunto; ofrendas que se preparan con respeto por los familiares para recordar a los que se han ido.

Fuente: Xcaret

En nuestras ofrendas nunca puede faltar el agua, la fuente de vida, pues es necesaria para calmar la sed del visitante después de su largo recorrido. Tampoco podemos olvidarnos de la sal, elemento de purificación que sirve para que el alma no se corrompa en su viaje de ida y vuelta.

El pan de muerto, tiene un doble significado. Por un lado, representa la cruz de Cristo; por otro, las tiras sobre la corteza representan los huesos y el ajonjolí, las lágrimas de las ánimas que no han encontrado el descanso.

La flor de cempasúchil o flor de muertos, nube o velo de novia y flor de terciopelo (celosía o cresta de gallo) son las flores que decoran las ofrendas y los cementerios; al igual que el copal, se cree que su aroma atrae y guía a las almas de los muertos. Las calaveritas de azúcar, chocolate y amaranto, así como otros alfeñiques, hacen alusión a la muerte y de cierta forma, se burlan de ella, siendo costumbre escribirles en la frente el nombre del difunto.

Es costumbre también colocar una escultura de un perro Xoloizcuintle, que ayudará a las almas a pasar el río Chiconauhuapan para llegar al Mictlán; además, representa también la alegría de los niños difuntos.

Fuente: Días festivos en México

¿Cómo celebramos en el Estado de México?

Toluca

Feria del Alfeñique

La capital del estado de México es sede de una de las ferias más significativas a nivel nacional sobre dulces típicos y tradiciones artesanales llamada Feria del Alfeñique, que retoma la antigua costumbre de vender dulces de este tipo, figuras de pepita y calaveras de azúcar o de cualquier estilo.

Se presentan exposiciones, conferencias, danza, música, teatro, gastronomía, presentaciones de libros, talleres y proyecciones de video, concursos y montaje de ofrendas tradicionales de la región del Valle de Toluca y del estado en general.

Recorridos nocturnos

Se realizan recorridos nocturnos por el Panteón General “La Soledad”, en Toluca, en donde se cuentan leyendas, se realiza un desfile de catrinas y se hace el montaje de coloridas ofrendas.

El recorrido nocturno del calvario de Toluca, te cuentan historias de la ciudad que marcaron momentos importantes.

Entérate de más detalles en Rocorridos Nocturnos Toluca

 

 

 

Tepoztlán

En este Pueblo Mágico, es el Parque Ecológico Xochitla el que participa con su famoso Festival de Noche de Muertos, en donde se hacen recorridos simbólicos por el Mictlán (el reino de los difuntos durante la época prehispánica), y se hacen exhibiciones de ofrendas, conciertos, fogatas y recrean el juego de pelota indígena.

Teotihuacán

Teotihuacán es el escenario de miles de huesudas elegantes gracias a la Cumbre de Catrinas.

Nuevamente, este imponente lugar del Valle de México recibirá a miles de personas caracterizadas de calaveras para desfilar por las calles de San Juan Teotihuacán y así unirse a los festejos del Día de Muertos.

Del día 27 de Octubre al 3 de Noviembre podrás vivir la experiencia de desfilar con miles de catrinas desde la zona arqueológica de Teotihuacan hasta nuestro recinto ferial, en un ambiente lleno de música y colores.

Valle de Bravo

Un evento de gran prestigio y reconocimiento tanto en México como en el extranjero es el Festival de las Almas, pues durante 16 años se han presentado en su escenario espectáculos de gran calidad artística y cultural, y como cada año, la sede principal será en el pueblo mágico de Valle de Bravo.

Fuente:

Fecha: 
Jueves, 25 Octubre, 2018

<none>

Tus opinión nos ayuda a mejorar. Evita incluir datos personales o información financiera.

 


Web premiada con el Premio Internacional OX