Search Google Appliance

Campañas en el Estado de México

 

Emociones, afecto y salud

¿Pueden las emociones afectar tu salud?.

Los seres humanos nos caracterizamos precisamente por generar emociones constantemente en relación a lo que vamos viviendo, entonces, las relaciones que mantenemos con los demás y los sucesos que pasan en nuestro entorno, producirán un impacto en nosotros que se transformará en algún tipo de emoción, buena, mala, regular, entre tantísimas.

Pero ¡ojo!, que en la determinación de las emociones, no solamente participan las circunstancias externas para delimitarlas, también inciden la personalidad, el carácter y la cultura.

 


 

 
¿Qué es una patente?
Las emociones

Las emociones negativas como ansiedad, ira, tristeza o depresión son adaptativas; pero en ocasiones y debido a un desajuste en la frecuencia o intensidad puede haber reacciones patológicas en algunos individuos y sobrevenir también en un trastorno de la salud.

La vía de acción de las emociones más conocida es el Síndrome General de Adaptación, normalmente conocido como estrés. Cuando éste se convierte en crónico, representa un aumento de la vulnerabilidad ante las enfermedades. Los episodios emocionales agudos pueden derivar en enfermedades como cefaleas, asma, diabetes, enfermedades del corazón, enfermedades estomacales, entre otras.

Por el contrario, las emociones positivas producen la energía necesaria para responder, rápidamente, a un estímulo que atente a nuestro bienestar físico o psicológico, permitiendo así nuestra supervivencia. Dan vigor, refuerzan y estimulan al sistema inmunológico.

La alegría es la emoción principal, produciendo en nuestro ser una sensación de agrado, lo que genera ayuda a  tolerar las dificultades de las enfermedades o bien, tener una recuperación más rápida.

Recordemos el dicho “Mente sana cuerpo sano”, que es igual a emociones positivas, cuerpo fortificado.

 

 

¿Qué es un modelo de utilidad?
¿La falta de afecto puede ser una causa de enfermedad?

El surgimiento de “nuevas enfermedades” hace reflexionar a la comunidad científica sobre la posibilidad de que el déficit afectivo sea una de las causas. Aunque se sabe cómo paliar los síntomas e incluso eliminar enfermedades como el cáncer, el infarto, las alergias, la depresión o la obesidad; los médicos siguen desconociendo el origen de muchos de estos males.

El afecto es vital en todo ser humano. Las demostraciones de amor son necesarias y nuestro cuerpo reacciona con todas esas manifestaciones.

Cuando estamos enamorados, cuando recibimos o damos amor, liberamos endorfinas permitiendo la sensación de felicidad; esto aumenta nuestras defensas e  incrementa la producción de dopamina, oxitocina y norepirefrina, que ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Las emociones positivas nos permiten estar en un estado alegre y enfrentar de distintas formas la vida, además de ayudar en nuestra salud.
  • En términos de salud el amor puede contribuir a que el organismo funcione mejor porque tiene un efecto revitalizador.
  • No es suficiente sentir cariño o amor por las personas (familia, esposo(a), pareja o amigos (as)), lo importante son las manifestaciones que lo expresan.

 

 

Diseños, dibujos y modelos industriales
El valor del afecto en la salud de los niños

En los niños, el afecto se vuelve un sentimiento aún más imprescindible al ser más frágiles. Es tan necesario, que sin afecto enferman, y no sólo con disfunciones psicológicas y del comportamiento; también con enfermedades físicas.

De acuerdo con estudios internacionales, algunas consecuencias de la falta de afecto y atención en niñas y niños pueden ser:

  • Inmadurez en su desarrollo como persona, dificultad para relacionarse de adultos y adolescentes, inadaptación social y hasta la delincuencia.
  • Mayor probabilidad de sufrir los accidentes, tanto dentro como fuera del hogar, pues al no haber vigilancia son propensos a sufrir intoxicaciones y accidentes, e incluso de muerte.
  • En su edad adulta pueden reproducir el modelo poco afectivo, distante y frío con el que fueron educados; que más tarde tiene repercusiones sobre las relaciones personales de adultos.

El afecto es como una vacuna que previene contra múltiples enfermedades, accesible a todo el mundo. Por desgracia, muchos padres no tienen tiempo para 'aplicar' a sus hijos esta imprescindible vacuna.

La mirada, las caricias y el tacto, para los recién nacidos equivale a medicina y vitaminas de vida. El arrullo, el hablarles, el contacto directo contra su piel es sedante y gratificante para padres e hijos. El juego, a cierta edad, es vital para niñas y niños, y puede afirmarse que mientras un niño juega está sano. Respetar sus opiniones y entender sus intereses también es parte del afecto, y para eso se necesita tiempo y paciencia.

Cuanto antes aplique la vacuna del afecto, más tarde, quizá ya no sea tan efectiva. Una gran dosis de afecto todos los días mantendrá su salud y energía constantes.

 

¿Qué son los esquemas de trazado de circuítos integrados
La principal carencia de los adultos mayores es el afecto.

Los ancianos también son los más vulnerables a la falta de afecto, por eso es importante recordar que el respeto, la atención y el cariño deben ser los tres principios básicos en la relación con nuestros mayores.

  • Respeto a su momento psicofísico, a su ritmo propio, a sus valores y concepciones, a sus comportamientos, a sus deseos y querencias, a su propia organización de la vida.
  • Atención siempre desde una escucha abierta, positiva, sin juicios de valor, de cercanía y acompañamiento. Esta atención lleva implícita la dedicación de un cierto tiempo para escuchar cómo está esa persona mayor, cómo vive, qué quiere, qué le gusta, cómo percibe sus recuerdos y experiencias.
  • Cariño, que igual que a los niñ@s, debemos proporcionárselo en grandes dosis, porque en esta edad se valora más que nunca el afecto para hacerles sentir que no están solos, y son queridos y valorados.


Independientemente de la edad cronológica de un individuo, su "interés por la vida" es el factor clave de la existencia y no sólo depende de esa persona, sino también de las redes sociales en las que funciona su vida.

Fuentes:

http://www.efesalud.com/blog-salud-prevencion/8-beneficios-del-amor-para-la-salud/

http://www.definicionabc.com/general/emocion.php

http://www.psicologiacientifica.com/relacion-emociones-y-salud/

http://www.raco.cat/index.php/anuariopsicologia/article/viewFile/61117/88851

http://joya937.mx/podcast/afectos-positivos-y-salud

http://www.salud180.com/maternidad-e-infancia/falta-de-afecto-origen-de-muchas-enfermedades

http://www.revistamedicocientifica.org/uploads/journals/1/articles/103/public/103-370-1-PB.pdf

http://revista.consumer.es/web/es/20001001/interiormente/30114.php

http://ntrzacatecas.com/2012/08/28/la-principal-carencia-de-los-adultos-mayores-es-el-afecto/

http://www.elmundo.es/blogs/salud/saludinfantil/2011/03/21/la-importancia-del-afecto-en-la-salud-de.html

 

 
Gobierno del Estado de México 2016
Esta página esta diseñada para verse mejor en resolución 1280 X 768 o superior, Firefox & Chrome V30, Safari V5, IE 10
Este sitio esta optimizado para visualizarse en dispositivos moviles, smartphones y tabletas