PORTAL DEL GOBIERNO
 
¿Qué es la Cultura del Agua?

Agua para la vida y el desarrollo sustentable

El agua es un recurso finito y vulnerable, esencial para sostener la vida, el desarrollo y el medio ambiente.

El agua tiene un valor económico, social y ambiental en todos los usos a los que se destina y por tanto su análisis, administración, planificación y en general la gestión integrada a este recurso debe contemplar las relaciones existentes entre economía, sociedad y medio ambiente, en el marco geográfico de las cuencas que son los espacios físicos en donde se verifica el ciclo hidrológico.

Sin agua las especies animales y vegetales no existirían. Sin embargo, siendo un recurso natural tan importante y vital, los seres humanos parece que se empeñan en degradarlo y usarlo ineficazmente,  suponiendo por ignorancia o por inconsciencia, que se trata de un recurso natural infinito del que se puede disponer libre e ilimitadamente, pero no es así.

El agua se encuentra desigualmente distribuida en el espacio y tiempo, es decir muchas veces llueve más donde no se necesita, y por otra parte no llueve donde se requiere. Recordemos que también el exceso provoca graves inundaciones.

 

En México por su clima y sus características geográficas, económicas, sociales y demográficas, se enfrentan problemas y retos de gran dimensión y complejidad para satisfacer sus necesidades de agua y desarrollar sus potencialidades.

Las regiones del centro y norte del país son áridas o semiáridas y en ellas la escasez y los periodos recurrentes de sequía son mayores, pero son territorios en donde se desarrolla una parte importante de la producción y la población del país; en muchos de estos sitios la precipitación total anual no supera los 900 mm anuales.

En contrapartida, en la región sureste se llevan a cabo las mayores precipitaciones pluviales y por ende se concentran ahí los mayores escurrimientos y disponibilidades de agua, pero cuentan con una menor  densidad demográfica, en estas zonas las precipitaciones pluviales superan los 4,000 mm anuales.

Disponibilidad del agua dulce en el planeta:

El 97.5% del agua en la tierra se encuentra en los océanos y mares de agua salada, únicamente el restante 2.5% es agua dulce.

 

Del total de agua dulce en el mundo, 69% se concentra en los polos y en las cumbres de las montañas más altas y se encuentra en estado sólido.

 

El 30% del agua dulce mundial, se encuentra en la humedad del suelo y en los acuíferos profundos.

 

Sólo el 1% del agua dulce en el mundo, escurre por las cuencas hidrográficas en forma de arroyos y ríos y se deposita en lagos, lagunas y en otros cuerpos superficiales de agua y en acuíferos. Esta es el agua que se repone regularmente a través del ciclo hidrológico.

 

El Ciclo del Agua

 

En el ciclo hidrológico, el sol provoca la evaporación constante del agua que pasa a la atmósfera para volver a la tierra en forma de lluvia, nieve o granizo. Parte de esa precipitación, se evapora rápidamente y vuelve otra vez a la atmósfera, otra parte del agua que se precipita periódicamente, fluye a través de la superficie de las cuencas formando arroyos y ríos para iniciar su viaje de retorno al mar.

 

           

 

En su tránsito forma lagos y lagunas o se deposita en almacenamientos artificiales formados por presas.  Otra parte del agua que llega a la superficie terrestre en forma de lluvia, se deposita en el suelo donde se convierte en humedad o en almacenamientos subterráneos denominados acuíferos. En condiciones  normales, las aguas subterráneas se abren camino gradualmente hacia la superficie y brotan en forma de manantiales para volver a unirse a las aguas superficiales y engrosar los caudales de los ríos.

 

Las plantas y la vegetación, incorporan en sus tejidos parte de la humedad del suelo y de las aguas subterráneas y luego, una parte se desprende de ellas por transpiración para pasar a integrarse nuevamente a la atmósfera. Este es un ciclo natural que se repite intermitentemente.

 

Lejanía de las fuentes de abastecimiento.

En la Zona Metropolitana del Valle de México, los problemas para llevar el agua a sus habitantes se traducen en traerla de  lugares cada día más alejados, recorrer grandes distancias y tener que subirla mediante bombeos hasta los sitios de consumo, como ejemplo tenemos el Sistema Cutzamala que se ubica en el Estado de México, en la Cuenca del Río Balsas, los caudales recorren una distancia de 170 Km., y mediante un eficiente sistema de bombeo se eleva 1,200 metros, estos grandes esfuerzos nos deben obligar a usarla con responsabilidad.

Traerla no basta, hay que mantenerla en buen estado, lavar los tinacos o cisternas cada seis meses, y hacer un uso eficiente del agua.

Sistema Cutzamala

Pérdidas de agua:

En el estado se pierden 12.1 m3/seg por fugas, de los cuales 3.8 m3/seg se pierden en líneas de conducción y redes de distribución, y 8.3 m3/seg en tomas domiciliarias; el caudal perdido podría  abastecer a una población de 4 millones de habitantes.

Como resultado de las fugas, la población mexiquense en lugar de recibir 236 litros por habitante por día, recibe tan solo 165 litros en promedio.

Qué es la cultura del Agua?

Es un conjunto de costumbres, valores, actitudes y hábitos que un individuo o una sociedad tienen con respecto a la importancia del agua para el desarrollo de todo ser vivo, la disponibilidad del recurso en su entorno y las acciones necesarias para obtenerla, distribuirla, desalojarla, limpiarla y reutilizarla.

Esta cultura lleva consigo el compromiso de valorar y preservar el recurso, utilizándolo con responsabilidad en todas las actividades, bajo un esquema de desarrollo sustentable, además de transmitirlo como parte de su interacción social.

Valores de la Cultura del Agua

Si queremos contar con agua para las próximas generaciones debemos tomar en cuenta los valores de la Cultura del Agua:

El RESPETO al medio ambiente, o sea, conocer y querer a nuestro planeta.

La SOLIDARIDAD de cada individuo hacia los demás, porque el agua desperdiciada o que se fuga, es la que le falta a otra persona.

La DISCIPLINA para usar sólo la que necesitamos.

La RESPONSABILIDAD para utilizar correctamente hoy, el agua que va a servir a los ciudadanos del mañana.

La SABIDURÍA para utilizar la tecnología, y así lograr que el agua contaminada sea otra vez agua limpia.

Objetivos de la Cultura del Agua: 

  • Promover el uso eficiente y ahorro del recurso agua entre la población.
  • Crear una Nueva Cultura del Agua en la niñez.
  • Difundir entre la población el uso de accesorios hidráulicos de bajo consumo.
  • Promover el uso de agua residual tratada en aquellos usos que no requieran la calidad potable.
  • Crear conciencia del costo del suministro del agua, para que el usuario esté dispuesto a pagarla.
  • Contar con sistemas eficientes de medición, facturación y cobranza en los municipios.
  • Promover la cultura de pago del servicio.
  • Desarrollar campañas de detección y reparación de fugas en redes municipales y casas habitación.
  • Incentivar y premiar el uso racional del agua.
  • Despertar el entusiasmo por participar.
  • Llevar a cabo la campaña de la cultura del agua en forma permanente.

Metas:

  • Lograr que los habitantes del estado, comprendan que el agua es un recurso limitado y vital que se nos está terminando.
  • Lograr que la ciudadanía adopte actitudes y hábitos racionales y responsables con respecto al consumo del agua, para evitar su derroche y por lo tanto su escasez.
  • Lograr que la población, pague un precio justo por los servicios de agua que se le proporcionan.
  • Alcanzar la recuperación de caudales mediante:
    • Catastro de redes
    • Macromedición
    • Micromedición
    • Detección y reparación de fugas 
    • Sistemas comerciales.

Líneas de acción:

Sin agua no hay vida, debemos actuar ya, ahora es cuando debemos crear conciencia sobre la importancia que tiene el agua en nuestras vidas, mediante:

  • Modernización del marco legal.
  • Participación del gobierno y sociedad en las adecuaciones a las diferentes leyes y reglamentos que interviene en el manejo del agua.
  • Impulsar el desarrollo de la infraestructura de tratamiento de aguas residuales y el reuso de aguas residuales tratadas, con el objeto de rescatar caudales de agua potable y utilizar agua residual tratada en los procesos que no requieren dicha calidad.
  • Capacitar técnicamente al personal en la detección y reparación de fugas y reducir en un 10% éstas a largo plazo; lo que traerá como consecuencia la recuperación de caudales para abastecer a la población.
  • Promover la sustitución de muebles y accesorios de bajo consumo y la reparación de fugas en escuelas y edificios públicos.
  • Disminuir el consumo en litros por habitante por día, haciendo un uso más eficiente del agua.
  • Promover el incremento de las eficiencias de los Organismos Operadores del servicio y fomentar una cultura de pago de los mismos; ya que de 100 m3 de agua que se dispongan, en la actualidad se pierde el 30% en fugas, con lo cual tenemos disponible 70 m3, si de éstos únicamente se paga el 50%, realmente estamos cobrando 35 m3.
  • Promover en el sistema educativo estatal la Cultura del Agua, desarrollando en los libros de texto de primarias y secundarias, el tema del uso eficiente y ahorro del agua, fomentando la capacitación de su personal docente en la materia, así como dirigir a la población infantil campañas de concientización sobre la materia.
  • Realizar campañas de comunicación social sobre el tema, dirigidas a la población en general.
  • Fomentar el desarrollo tecnológico para el uso eficiente del agua.
Actualización: 9 de marzo de 2010, 12:00 hrs
Comentarios sobre el sitio: caem@edomex.gob.mx