Salud para iniciar el Año

¡Feliz Año 2020!

Iniciamos el año y con él muchos planes y proyectos, así que aprovechemos ese entusiasmo para concretar lo que ahora vemos solo como grandes posibilidades, tal vez lo que no pudimos alcanzar en años anteriores.

Entre los propósitos más importantes de inicio de año siempre destaca el mantenerse saludable, quizá porque es la base para lograr todos los demás objetivos. Y aunque para la mayoría de nosotros esta meta representa un gran reto, tengamos en cuenta que vale la pena el esfuerzo, ¡la salud personal impacta en la familia y en la sociedad!.

La Salud.

De acuerdo con la definición de la OMS: "la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no meramente la ausencia de afecciones o enfermedades"

Es importante entonces considerar que para lograr una salud integral se requiere: una alimentación adecuada, ejercitar nuestro cuerpo de manera constante, vigilar la salud bucodental y desde luego atender la salud emocional, sin olvidar la salud financiera, que es la que nos ayudará, en buena medida, a atender todas las anteriores.

En 2020, tener una alimentación saludable y así lograr el peso correcto.

Comer de forma balanceada y bajar de peso son, sin duda, dos de las metas más perseguidas para este año. Llegar a ellas no siempre es fácil, pero con voluntad, disciplina, constancia y deseos de tener una mejor calidad de vida, es posible. Los profesionales de la alimentación recomiendan algunas acciones que nos ayudarán a alcanzar estas anheladas metas.

  •  Planificar las comidas. Así usted ya sabrá qué consumirá durante la semana, lo cual le hace pensar en platos variados, de su gusto y que se acomoden a su rutina.
  •  Comer variado.  Lo ideal es incorporar todos los grupos de alimentos en el desayuno, almuerzo y cena. Proteínas como carne, huevos, queso y legumbres; carbohidratos como frutas, verduras y cereales; y grasas buenas como el aguacate, aceite de oliva, aceitunas y frutos secos, son alimentos que no deben faltar en su plato. Para tener un plato variado y balanceado, hay que dividirlo en cuatro.  ¼ deberá contener carbohidratos, el otro ¼ proteína y ½ plato debe ser verde por una ensalada o verduras.
  • Hacer cinco tiempos de comida: tres comidas y dos colaciones. Recuerde, es lo ideal.
  •  Comer más frutas. Porque de ellas se obtendrán las vitaminas, minerales, agua y fibra que el cuerpo necesita para su correcto funcionamiento. Además, gracias los antioxidantes que contienen ayudan al bienestar de la piel.
  •  Tomar más agua. Se recomienda comenzar con cinco vasos de agua al día, Uno para el desayuno, uno para almuerzo y otro en la cena, uno a media mañana y otro a media tarde. Esta ración durante dos semanas, luego aumentar la cantidad.
  •  Comer legumbres y cereales. Por ejemplo: lentejas, garbanzos, frijoles y chicharos.
  •  Endulzar menos lo que consuma. Para disminuir el consumo de azucares se puede iniciar por sustituir los refrescos o aguas gaseosas por agua natural. También, si acostumbra a endulzar el café puede bajar la cantidad de azúcar paulatinamente.
  •  Optar por menos alimentos procesados. Es necesario por los componentes químicos que  son dañinos para la salud. Lo recomendable es consumir comidas preparadas en casa.

 

Sabías que...

Adquirir el hábito de comer saludable tarda unas tres semanas. Pero esto es la base de una vida sana y plena ¡No te desanimes!

Fuente: Prensa Libre

 


El sobrepeso y las famosas dietas

La alimentación incorrecta y el sedentarismo son los principales factores condicionantes para la generación del sobrepeso y obesidad, así como la aparición de enfermedades crónico-degenerativas, como la diabetes mellitus, enfermedades cardiovasculares; ambas consideradas como las principales causas de mortalidad en México.

El indicador más común que se utiliza para identificar el exceso de peso es el índice de masa corporal (IMC), y se clasifica como sobrepeso cuando el IMC es igual o superior a 25 y la obesidad cuando éste es igual o superior a 30. ¿Ya checaste tu IMC?

El objetivo del tratamiento contra la obesidad es alcanzar y mantener un peso saludable. Esto mejora la salud en general y reduce el riesgo de desarrollar complicaciones. Es posible que necesites trabajar con un equipo de profesionales de la salud, incluido un dietista y un especialista en obesidad, para ayudarte a entender y hacer cambios en tus hábitos alimenticios y de actividad.

Todos los programas para la pérdida de peso requieren cambios. El tratamiento adecuado depende de la gravedad de tu obesidad, de tu estado general de salud y de tu voluntad de participar en el plan de pérdida de peso.

Al  adoptar hábitos de alimentación más saludables puedes perder peso rápidamente al principio, pero recuerda, la pérdida de peso constante a largo plazo se considera la forma más segura de perder peso y la mejor manera de mantenerlo de forma permanente.

 

Evita las dietas drásticas y poco realistas, como las dietas "relámpago", porque es poco probable que te ayuden a no volver a aumentar de peso a largo plazo.

Prepárate para participar en un programa integral de pérdida de peso durante, al menos, seis meses y, en una etapa de mantenimiento de un programa, durante, al menos, un año para aumentar tus posibilidades de éxito de bajar de peso.

Consulta más información de interés aquí.


El ejercicio y/o activación física, ¡sí se puede!

A la par que una buena alimentación, hacer ejercicio es otro propósito inminente; y la recomendación es hacerlo por lo menos 30 minutos al día, ya sea con una caminata, yendo al gimnasio o, en el caso de los oficinistas, usar escaleras o estacionar el auto algunos metros alejado del destino final, para concluir el camino a pie.

Por su puesto que la actividad física debe ser de acuerdo a tu edad y condición, pero nadie se debe quedar sin hacer ejercicio.

 


La salud bucal, aunque nos de miedo

Ir al dentista es una hazaña, para muchos, de terror, pero postergarlo no hace otra cosa que aumentar las posibilidades de enfermarnos, pues una pobre salud bucodental afecta directamente a la salud general. De hecho, muchas de las enfermedades orales comparten factores de riesgo con problemas cardiovasculares, cáncer, diabetes o enfermedades respiratorias, entre otras. Por este motivo y, aprovechando la llegada del nuevo año, es importante incluir en la lista de buenos propósitos algunos hábitos para mantener una buena salud bucodental:

  • Visita a tu dentista una o dos veces al año, así se puede diagnosticar a tiempo cualquier problema y abordarlo de una forma más sencilla.
  • Realiza una higiene bucodental adecuada, para evitar la aparición de caries y enfermedades periodontales. Se aconseja cepillar los dientes con pasta fluorada después de cada comida, como mínimo, dos veces al día.
  • Renueva tu cepillo de dientes cada 3 meses, puesto que va deteriorándose y desaparece su eficacia.
  • Reduce la ingesta de azúcar, pues su consumo altera los niveles de bacterias presentes en la boca, lo que convierte el azúcar en ácido que desmineraliza el esmalte de los dientes.
  • Evita el tabaco y el alcohol, pues ambos son factores de riesgo que pueden propiciar la aparición de cáncer oral.

Consulta más información aquí:.


La salud mental

La salud mental debe ser uno de los fuertes de nuestro bienestar en este 2018, y la mayoría de las veces damos por hecho que los problemas, el estrés y/o las emociones no expresadas, son pasajeras y nos les prestamos la atención debida; sin embargo, esto puede derivar en síntomas silenciosos de depresión o ansiedad. No dudes en buscar el consejo con un especialista o acudir a asistencia médica mental para optimizar tu desarrollo. Algunos servicios de atención psicológica del Edoméx son:

Recomendación: Hacer ejercicio y comer saludable, debe acompañarse de horas de sueño efectivas, es decir, dormir bien. Respetar las horas de sueño significa mantener una rutina en la hora de acostarse y despertar. La mala calidad de sueño impide aprender, disminuye la memoria, nos pone irritables o afecta nuestro rendimiento y las relaciones interpersonales; incluso nos hace más vulnerables. Tómalo en cuenta.

Fuente: vital.rpp.pe
Enlaces de interés: OMS Salud mental, IMSS Salud mental  

 


Salud financiera para lograr tus metas

Aunque lo común es proponerse cosas como viajar, bajar de peso o comprar un auto, en la mayoría de los casos el aspecto financiero está detrás del logro efectivo de todos estos propósitos, e incluso el tener una estabilidad financiera es un buen propósito de año nuevo para cualquiera.
Es por eso que la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) nos brinda algunos consejos para llevar a cabo nuestros propósitos financieros durante este 2020:

  • Elabora un presupuesto. Anota tus ingresos y gastos mensuales para saber cuánto dinero destinas a cada concepto. Recuerda que puedes apoyarte de la App “Presupuesto Familiar” de la Conducef,  para organizarte mejor.
  • Paga tus deudas. Comienza con las más grandes o que te generen mayor interés, esto permitirá que no sigan creciendo.
  • Compara precio y calidad. Nunca te vayas por la primera opción, comparar diferentes alternativas te permitirá adquirir mejores productos y servicios.
  • Evita hacer compras por impulso. Aprende a diferenciar lo que es necesario de aquello que solo deseas en el momento.
  • Decídete a ahorrar. Considera la posibilidad de ahorrar una cantidad fija, no solo aquella que te sobra de vez en cuando, y asegúrate de mantener tu dinero seguro.
  • Elabora un plan de vida financiero. Establece metas realistas, considerando tus ingresos y gastos. Divídelas en corto, mediano y largo plazo, y comienza hoy a tomar las mejores decisiones para tu futuro.

Consulta más sugerencias en Líder empresarial.com

 


Web premiada con el Premio Internacional OX