Día Mundial sin Tabaco

El Día Mundial sin Tabaco fue instituido por la Asamblea Mundial de la Salud, en 1987 y desde entonces cada 31 de mayo se lanza esta campaña con la finalidad de concientizar sobre las consecuencias negativas sobre el consumo de tabaco y de la exposición al humo del tabaco. Los gobiernos utilizan las medidas de control del tabaco previstas en el Convenio Marco de la OMS para tratar de evitar daños en la salud. No obstante, es el individuo quien tomar la decisión de fumar o abstenerse de fumar. 

Fuente: Organización Mundial de la Salud

 

Existen pruebas sólidas de que el uso de imágenes y la publicidad de la industria del tabaco dan lugar al consumo y la dependencia del tabaco entre los niños. 

 

Los productos de tabaco matan a más de 8 millones de personas cada año. Para mantener sus ingresos, las industrias tabacaleras y otras industrias relacionadas buscan continuamente nuevos consumidores para sustituir a los que mueren a causa de sus productos.

Las empresas tabacaleras gastaron más de 9000 millones en marketing y publicidad, y el mundo perdió 8 millones de vidas por causas relacionadas con el consumo de tabaco y la exposición al humo ajeno.

Fuente: OPS, Día Mundial sin Tabaco

 

 


El tabaquismo mal de muchos niños y jóvenes

Los casos más graves es de los niños que aún no han nacido, pero se encuentran en el vientre materno y ya están expuestos a los tóxicos del tabaco.

La adolescencia es la edad más vulnerable, en la que se despierta la curiosidad para iniciarse como fumador. Existen varios factores que inducen a los adolescentes a fumar, como el deseo de ser independientes, convivir con los amigos fumadores, rebelarse ante la autoridad de los padres, querer experimentar y enfrentar más riesgos tratando de descubrir sus fortalezas según sus criterios. Todos estos factores toman fuerza si viven en un ambiente en donde los padres, hermanos o familiares fuman, o si existe presión del grupo de amigos.

Los jóvenes creen que la decisión de comenzar a fumar es una elección libre, natural o normal entre la juventud, suelen hacerlo para parecer libres, maduros, masculinos, seguros e independientes, sin darse cuenta en muchas ocasiones que esto se convertirá en un vicio o adicción, si sus principios no están bien cimentados en los valores morales (respetar su vida, su dignidad de persona), así es, que tanto niños, jóvenes, adultos, hombres y mujeres de cualquier edad no están exentos en ser consumidores de este producto nocivo para la salud.

Es importante que desde pequeños los niños sean educados en valores, enseñarles a amarse a sí mismos, respetar y cuidar su cuerpo e informarles de los males que el tabaco (u otras drogas) ocasiona en el organismo, en el ambiente y en las personas que sin ser fumadores están expuestas al humo del cigarro, pero sobre todo ser padres o familias que eduquen con el ejemplo.

 

Fuente: Organización Mundial de la Salud

Antes de fumar considera las consecuencias que ocasiona

Hace décadas se demostró que el tabaco es nocivo para la salud, no solo de quienes lo consumen, sino también de los que les rodean, todos lo sabemos el tabaco en cualquiera de sus formas es mortífero y pone en peligro la salud pulmonar de todas las personas expuestas a él

Fumar es caro y se paga con el aspecto y la salud. Algunas consecuencias son: mal aliento, dientes amarillos, arrugas, pulmones poco saludables y un sistema inmunológico deficiente. Hay personas que usan cigarrillos electrónicos sin saber que aumenta el riesgo de padecer cardiopatías y afecciones pulmonares. La nicotina de los cigarrillos electrónicos es una droga altamente adictiva y puede dañar el cerebro en desarrollo de los niños. 

El tabaco de mascar puede provocar cáncer de boca, pérdida de dientes, manchas blancas, dientes marrones y enfermedades periodontales.
 

Epidemia que mata y nadie se espanta

A nivel mundial el tabaco mata a 8 millones de personas anualmente, de ellas un millón se debe solo a la exposición a su humo, es decir personas que nunca fumaron pero que estuvieron expuestas al humo de tabaco.

Las enfermedades respiratorias se encuentran entre las principales causas de muerte a nivel mundial, y el tabaco es un importante factor de riesgo. Los millones de muertes causadas por las enfermedades respiratorias relacionadas con el tabaco son altamente preocupantes, pero aún más preocupante es el extraordinario sufrimiento causado por esas enfermedades, cuyos efectos debilitantes afectan la calidad de vida de las personas de todas las edades, en todas las regiones del mundo.

Fuente: OPS, Día Mundial sin Tabaco

 

La exposición al humo de tabaco causa millones de muertes a nivel mundial

El consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco son importantes factores de riesgo de cáncer de pulmón, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), tuberculosis y asma.

Con una simple inspiración, los cientos de toxinas en el humo del tabaco empiezan a lesionar los pulmones. Cuando se inhala el humo del tabaco, las estructuras que eliminan la mucosidad y la suciedad de las vías respiratorias quedan paralizadas, lo que permite que las sustancias tóxicas en el humo del tabaco penetren en los pulmones más fácilmente.

Los efectos nocivos del humo del tabaco sobre los pulmones son casi inmediatos. El humo del tabaco reduce la función pulmonar y causa dificultad para respirar debido a la inflamación de las vías respiratorias y la acumulación de mucosidad en los pulmones. Los síntomas respiratorios inmediatos son tan solo una parte del daño que el tabaco causa en los pulmones.

 

Vídeos

 

ESTADO DE MÉXICO

En el Estado de México el tabaco es la segunda sustancia legal más consumida y se estima existen cerca de 2.3 millones de fumadores en donde destaca la población masculina, señaló en entrevista para este medio el director del Centro de Integración Juvenil (CIJ) de Toluca, Juan Carlos Cruz Miguel.

Fuente: El sol de Toluca

Como resultado, cerca del 50% de los consumidores, es decir, uno de cada dos muere de forma prematura según el presidente de la Academia Mexiquense de Medicina A. C., Víctor Torres Meza.

El Estado de México a través del Instituto Mexiquense Contra las Adicciones de la Secretaría de salud Impulsa políticas, estratégicas y líneas de acción para la atención integral de las adicciones, dirigida a evitar y/o disminuir el consumo de sustancias psicoactivas y sus consecuencias, con especial énfasis en los grupos más vulnerables de la población y contribuir a elevar la calidad de vida de los mexiquenses.

Domicilio: José María González Arratia # 206, Col. Santa Clara, Toluca, México C.P. 50070
Teléfonos: 01 (722) 2 13 50 63, 2 13 52 21 y 2 13 49 08
E-mail: salud.imca@edomex.gob.mx